Ramon Moscardó

Barcelona, 1953

La pintura de Ramon Moscardó se caracteriza por el vitalismo de sus escenas y su ánimo optimista y lúdico. Se centra en el lado más amable de la vida urbana, retratando la actividad de algunas de las principales avenidas y plazas de Barcelona, Praga o París, la luz mediterránea de las playas de Cadaqués, o el alegre bullicio del interior de bares, comercios y restaurantes. En sus obras destaca el uso de colores vivos y luminosos ─especialmente sus azules y morados─ aplicados con una pincelada expresiva.

En los paisajes, el pintor nos sitúa ante imágenes cercanas. Observa algunas de las escenas desde un punto de vista elevado y lejano, pero la atmósfera es tan clara que parece que los distintos elementos, definidos con detalle, estén al alcance de la mano: no hay distancias, todo es un conjunto vibrante, rítmico y vigoroso.

Cuando pinta interiores, las figuras adquieren un papel protagonista; además, a menudo establece diálogos sutiles entre los personajes, que se expresan a través de las miradas y los gestos. Demuestra una gran intuición pictórica y una larga experiencia a la hora de dar vida y naturalidad a la figura humana.

Ramon Moscardó expone en Sala Parés desde 1978, y también lo ha hecho en Estados Unidos, Hong Kong y las principales capitales europeas. Su obra se puede ver en importantes colecciones privadas y públicas.

{{ priceFormat(priceMin) }}
{{ priceFormat(priceMax) }}
,
{{ product.width }} x {{ product.height }} x {{ product.length }} cm
(IVA i transport incl.)
Venut
No s'han trobat elements per a mostrar.
{{ cart.result }}
{{ exhibition.year }}
{{ exhibition.space }}