Menú

Anna Miquel

Exposición Retrospectiva
20.04.17 — 16.05.17
Máquina implacable 2004, acrílic, ciment i oli sobre tela, 150 × 150 cm
Red and Blue Storm, 2010, mixta sobre acetat, 30 × 42 cm
Barcos de papel en mares agitados, mixta sobre acetat, 35 × 50 cm
Oscuridad gris sin placton, 2007, mixta sobre acetat, 42 × 30 cm
Anochecer con mariposa, 2004, mixta sobre paper artesà, 54 × 66 cm
Peces alineados, mixta sobre acetat, 62 × 75 cm
Nocturno con adornos mariposas, laca, ciment, oli, acetat, 97 × 195 cm
Meninas naranjas, mixta, acetat, 100 × 100 cm
S/T, mixta sobre paper, 50 × 35 cm
S/T, mixta sobre tela, 71 × 147 cm
S/T, mixta sobre paper, 58 × 75 cm
S/T, mixta sobre tela, 50 × 50 cm

Anna Miquel

Exposición Retrospectiva

Barcelona 1949 – 2015

Esta exposición es un homenaje a la trayectoria artística de la pintora Anna Miquel (1949-2015) con quien la Sala Parés tenía un vínculo muy especial, les unía una extensa trayectoria de exposiciones, una relación que remonta a los orígenes en el año 1970, cuando la artista fue Premio de Pintura Joven de la Sala Parés, y donde realiza nueve exposiciones individuales desde los años 1991 hasta el final de su vida en 2015.

La exposición reúne un conjunto de obras representativas de los diferentes periodos del artista: desde sus interiores de las etapas más iniciales que retratan la cotidianidad, pasando por las vanitas, su reinterpretación de Las Meninas trabajada principalmente sobre acetato, o el elogio al Mar que realizó en su representativa exposición celebrada en la Sala Parés en el año 2013 titulada La Memòria del mar.

Son numerosos loss críticos de arte que han seguido comentando las obras de Anna Miquel a lo largo de su trayectoria. Entre ellos destaca la figura de Victoria Combalia, que acaba de escribir un libro muy detallado sobre la trayectoria de Anna Miquel, editado por Ámbit que se presentará coincidiendo con la exposición.

El trabajo de Anna Miquel parte de los géneros clásicos de la pintura, de los cuales sabe extraer lo esencial y eterno, para trabajar a través de su lenguaje único que comprende materiales tan diversos y sorprendentes como el cemento o el acetato a través de los cuales nos habla de todo aquello que la ocupa: la realidad que la envuelve, centrando su mirada en la presencia humana. Una presencia que a veces forma parte de la composición pero que a menudo adquiere todavía más fuerza y precisión por su ausencia. Su pintura parte de la figuración, pero se desarrolla hacia territorios subjetivos y abstractos, donde a menudo es más importante aquello que sugiere que aquello que ve directamente en sus obras.

Así pues, en esta exposición nos sorprenderán los jardines nocturnos cargados de texturas, interiores que muestran escenas de la vida cotidiana, vanitas contemporáneas que muestran objetos de nuestro día a día y que nos hacen reflexionar sobre la presencia y ausencia del ser humano, el estallido de color de la reinterpretación de las Meninas de Velázquez, descompuestas en planos cinematográficos, haciendo referencia a su interes por el cine de animación. También encontramos plasmada a través de transparencias el acetato y el cemento, la inmediatez con la que el mar cambia y muchas otras cosas que ponen de manifiesto la gran inquietud e intensidad con que el artista vivía su profesión.

Anna Miquel (Barcelona, 1949-2015) fue profesora Emérita de la Facultat de Belles Arts de Barcelona. Su extensa trayectória artística está recogida en diversas monografías y publicaciones. Realizó numerosas exposiciones individuales, colectivas y bienales, de ámbito nacional e internacional.

Más info×