PAPER

¿Un arte menor?

04.03.2021 - 08.05.2021

El papel es posiblemente el soporte sobre el cual los artistas más se han expresado en los últimos siglos.

Sea cual sea la técnica principal de cada creador, el trabajo sobre papel casi siempre ha estado presente, y a menudo ha sido desconocido. Cuando visitamos el taller de un artista y nos atrevemos a pedirle que abra el cajón de debajo la mesa de trabajo, siempre encontraremos esbozos y apuntes sobre papel, obras acabadas y firmadas (o no), auténticas delicias a la espera de la oportunidad de ser exhibidas.

El conjunto de setenta piezas que forman esta exposición y que corresponden a diversos autores, tienen en común el papel como soporte. Todas ellas están concebidas por el artista para ser expuesta con la misma dignidad que una pintura o escultura.

Una obra sobre papel, ya sea a lápiz, acuarela, gouache, tinta o otras técnicas, tiene como mínimo dos peculiaridades: la primera consiste en que prácticamente no hay “arrepentimiento” posible en la ejecución –el trazo o la pincelada son definitivos-; y la segunda, en que, dado que el soporte es más económico, el artista trabaja con más libertad, más espontaneidad, y el resultado a menudo es más intuitivo y fresco… si no sale bien, siempre hay una papelera a mano.

Es sabido que en el mercado del arte en España se le atribuye un precio notablemente más bajo a la obra sobre papel, si se compara a lo que sucede en la resta de Europa. Es una tradición incomprensible… cuando de otra manera son muchos los coleccionistas que ha dedicado mucho interés a la obra sobre papel y la disfrutan hasta en carpetas conservadas con cautela y abiertas con frecuencia.

Con esta exposición queremos homenajear tanto a esta forma de expresión artística, que en ningún caso es un arte menor, como a los grandes artistas que la han utilizado, y a aquellas personas que la han conservado cariñosamente.

Los autores que exponemos pertenecen a épocas diversas, des del siglo XVIII hasta la actualidad, y no están ubicados en la muestra de manera cronológica, sino en función de los vínculos visuales que se generaban durante el montaje. Hemos priorizado los contrastes, las afinidades y las sorpresas que el visitante podrá ir descubriendo.