ENCARAMIENTOS

Dominika Berger

15.09.2021 - 24.10.2021

¿Quién es Dominika Berger? Una artista polaca formada a Cracovia que vino a Barcelona en 2000 para cursar el doctorado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona y decidió quedarse en la ciudad. Su tesis se titulaba “Rostro e identidad”, y el hecho es que desde entonces no ha hecho otra cosa que moverse pictóricamente en torno a las caras. Cada cara, un mundo en sí mismo: insondable, un pozo sin fondo, que la artista tanto desea recrear en su totalidad como solo parcialmente, con una especial predilección por la carnosidad de los labios y la vida propia de la cabellera. Ha construido el corazón de su obra, su centro de gravedad y, a la vez, su punto de partida para ir más allá, para trascender literalidades o transcripciones virtuosas. La cara, en el fondo, como pretexto. Por eso Dominika Berger se encara con las caras y se descara: plásticamente hablando, es una descarada. Eso es, osa enfrentarse a uno de los motivos más clásicos con tal grado de libertad porque sabe bien que solo así, perdiéndole el respeto y peleándose encarnizadamente, puede llegar a algún lugar en el que las caras sean algo más que caras. Caras encaradas, descaradas y encarnadas. La cara como laboratorio inagotable de trazos, manchas, formas, ritmos y pentimenti: de aquí la fructífera mezcla de dibujo y pintura que siempre se da cita en sus obras. Por debajo o por encima, el dibujo concreto, traba y evoca; la pintura explota, libera el motivo y consigue que alce el vuelo.

En esta nueva exposición en Sala Parés, Dominika Berger presenta un compendio de lo que ha sido una buena decena de años durante la que ha sometido sus diversos encaramientos a un constante proceso de investigación a través de unas series cromáticas presididas sucesivamente por el blanco, los tonos terrosos, el negro y el estallido del color. Con cada una consigue hacer resonar su motivo de manera radicalmente diferente: con cada cambio de gama cromática, las caras nos hablan una nueva lengua, se dirigen a nosotros con un tono específico.  Es pues acariciándonos con todo este proceso que podemos valorar la ambición, la elocuencia y el sentido plástico de unas obras que aspiran a ser – ¡casi nada! – tanto figurativas como abstractas, o tanto abstractas como figurativas y, de hecho, casi siempre lo logran. El juego de tensiones derivado es su razón de ser. He aquí la piedra angular de un arte que se reinventa cada día, desde Cracovia a Barcelona.

                                                                                                                            Àlex SUSANNA

{{ priceFormat(priceMin) }}
{{ priceFormat(priceMax) }}
No se han encontrado elementos para mostrar.
{{ cart.result }}