Núria Guinovart

Barcelona, 1961

La obra de Núria Guinovart está vinculada a la abstracción contemporánea. Con una técnica personal, utiliza el cemento industrial como base sobre la que dispone diferentes gamas de grises, verdes, azules, blancos y morados. El cemento, a priori duro y frio, es aplicado en capas finísimas que consiguen expresar fragilidad y ligereza, con lo que logra establecer contraposiciones entre técnica y material, así como entre diferentes efectos y texturas. El resultado es elegante, poético y sutil.

En ocasiones interviene el cemento con pequeñas incisiones y distintas disposiciones, con lo que consigue una gran riqueza textural. También utiliza líquidos oxidantes y alquitrán con que obtiene un color gris oscuro, metálico y brillante, que interactúa con los colores tenues y las texturas suaves de los demás elementos de sus composiciones. Estos procesos son arriesgados e irreversibles. Siempre están marcados por el tiempo que tarda el cemento en secarse, lapso en que es necesaria la intervención de la artista. Así, con un lenguaje de formas sencillas y abstractas, surgen espacios silenciosos que desafían las dimensiones, la profundidad y el equilibrio entre las formas que sobrevuelan un espacio neutral indeterminado como una suerte de nebulosas.

Ha expuesto en galerías muy destacadas de Cataluña. Expone en Sala Parés desde 2009, y su pintura, que hoy forma parte de colecciones repartidas en varios países, es recibida con interés por parte de los profesionales, de la crítica y de los amantes del arte.

{{ priceFormat(priceMin) }}
{{ priceFormat(priceMax) }}
No se han encontrado elementos para mostrar.
{{ cart.result }}
{{ exhibition.year }}
{{ exhibition.title }}
{{ exhibition.space }}