Menú

Joseba Sánchez Zabaleta

07.04.16 — 03.05.16
Pekin 244, óleo sobre madera, 24 × 87 cm
Estante, óleo sobre madera, 30 × 30 cm
Cinco de la tarde, óleo sobre madera, 30 × 30 cm
Margaritas, óleo sobre madera, 140 × 122 cm
Arrabal, óleo sobre madera, 40 × 70 cm

Joseba Sánchez Zabaleta

“Es el poeta de los suburbios y de la periferia, de los hombres y mujeres abandonados en un tiempo de olvido; restos del exilio del campo a la ciudad, memoria de la pérdida. Sin embargo, Pasolini sabía que de entre lo antiguo, lo abandonado, surge una imagen seminal, y con ella, la promesa de cambio: la esperanza.

»Joseba Sánchez Zabaleta toma la ruina como objeto de su pasión; igual que la del poeta y cineasta italiano, su obra es un canto de infinito amor por los habitantes de un mundo deshabitado. Sobre la ruina, la huella de lo humano deja un rastro brillante, como el de un caracol, que recubre la materia cotidiana: el azulejo, el ladrillo, el vaso de Duralex o el cubierto de acero inoxidable, el plástico, el latón. Aquí también está la periferia del arrabal, del vertedero: aquello que dejamos cuando nos vamos.

»El velo del tiempo hecho de abandono, desgaste y óxido, adquiere en las manos de Joseba Sánchez Zabaleta, en su mirada, una dimensión poética inusual. Al obligarnos a observar con nuevos ojos lo minúsculo, lo humilde (esa cuchara, un simple plato), aquello que nunca vemos en nuestro tráfago diario, aparecen imágenes nuevas, reveladas como en un cuarto oscuro, salidas de un sueño del que por fin despertamos. Descubrimos entonces la existencia real oculta en los objetos y en los paisajes, materia desgajada del espíritu. Esa tensión nos recuerda la forma clásica, tan antigua como los bisontes de Altamira y los mármoles griegos, ese deseo furiosamente humano de atrapar el instante y, con él, la vida.

»La obra de Joseba Sánchez Zabaleta ilumina ese mundo con una nueva luz: la que nosotros mismos proyectamos sobre nuestros actos, pensamientos e ideas. Es la misma que ilumina estos objetos humildes; una sola cuchara puede contener todo el hambre y todo el alimento del mundo, la existencia.

»Levanta el velo de la vida sobre los objetos cotidianos y mira de nuevo a tu alrededor, dice Joseba Sánchez Zabaleta: verás como en esas pequeñas cosas brota el aliento de lo humano, la aventura de la vida plena de sentido, como solo la poesía puede».

Pilar Ruiz

 

Joseba Sánchez Zabaleta estudió arte en San Sebastián y Zaragoza, y pese a ello se considera autodidacta, ya que su pintura nace de la experiencia personal. Ha expuesto en numerosas galerías de toda España, especialmente en Madrid y también en relevantes muestras institucionales. Ha recibido múltiples galardones.

 

Más info×