Menú

Jordi Sardà

05.04.18 — 01.05.18
Cap a l'hort, óleo sobre tela, 81 × 100 cm
Passejada hivernal, óleo sobre tela, 75 × 50 cm
Nens jugant, óleo sobre tela, 65 × 100 cm
Última platja, óleo sobre tabla, 55 × 100 cm
Diumenge, óleo sobre tela, 81 × 116 cm
Familia al Maresme, óleo sobre tela, 60 × 92 cm
Hort urbà, óleo sobre tela, 162 × 114 cm
Estiu a l'empordà, óleo sobre tela, 114 × 146 cm
Cimentera, óleo sobre tela, 41 × 27 cm
Fum i núvols, óleo sobre tela, 73 × 100 cm
Noia amb mòbil, óleo sobre tabla, 60 × 70 cm
Fritz, óleo sobre tabla, 26 × 31 cm
Nena enfadada, óleo sobre tabla, 26 × 30 cm
Noia de la CUP, óleo sobre tela, 27 × 19 cm
Bacus de la Barceloneta, óleo sobre tela, 65 × 50 cm
Retrat, óleo sobre tabla, 40 × 45 cm
Germanes, óleo sobre tela, 65 × 54 cm

Jordi Sardà

Jordi Sardà es un enamorado de la naturaleza. También lo es de la pintura de los naturalistas catalanes de los siglos XIX y XX, que son para él una fuente de inspiración y que están presentes en los diferentes temas que escoge. Su respeto por estos artistas no comporta, sin embargo, ningún tipo de mimetismo: Sardà sabe conjugar la tradición con la pintura actual, la precisión de los grandes maestros con la libertad, la espontaneidad y la fuerza de la vida contemporánea.

Tiene una amplia gama de temas que van desde el paisaje urbano o natural –en este caso, normalmente se trata del Ampurdán– a la figura y las composiciones de frutos u objetos que trata con una precisión admirable.

De los paisajes de la naturaleza, plasma espléndidamente la riqueza de color; a veces con una mirada más poética, incluso romántica, y otras dejándose llevar por la luz brillante, como si quisiera afirmar que, en la naturaleza, hay una gran fuente de optimismo y de esperanza.

Expone en la Sala Parés desde 1983. Su trayectoria le ha llevado a presentar muestras también en otros lugares de Cataluña y España, así como en Nueva York y Roma

Más info×