Menú

Rafel Joan

Palma de Mallorca, 1957
La Mar Buida, mixta sobre tela, 130 × 160 cm

Acerca del artista

Sus paisajes son líricos y contemplativos, sumamente poéticos, cercanos al simbolismo… Hablan de la soledad y la quietud, del paso del tiempo, del ciclo de las estaciones, de la luz natural que despierta o se apaga… o de como la lluvia o el viento cambian los campos, los árboles y las plantas. La luz de Rafael Joan es siempre natural, bellísima, y tiñe la atmósfera de una paz diferente…

Como dice Enrique Juncosa: «La atmósfera de sus pinturas es siempre densa, con unos colores terrosos que nunca son brillantes ni primarios. Es un pintor de la luz, que pinta siempre sombras, amaneceres, crepúsculos, momentos de transición. Todo es finalmente inalcanzable, aunque busque la fijeza, y esta tensión da a su pintura un punto siempre inquietante».

Tanto pinta la infinita diversidad de atmósferas que crea la luz mediterránea como fragmentos que la luz crea al desintegrarse en partículas flotantes que se mueven entre las hojas y ramas de los árboles o en el fondo del mar… Estos fragmentos de luz se traducen en sus cuadros en pequeños seres misteriosos que él denomina “bellumes”,una palabra mallorquina que designa las manchas huidizas de luz que vemos con los ojos cerrados cuando algo nos ha deslumbrado.

Su pintura no es en absoluto realista sino subjetiva, poblada de imágenes casi abstractas que son lo que el artista ve en sus largos períodos de contemplación de la naturaleza y que él después reinterpreta.

Los enfoques de los cuadros de R. J. pasan rápidamente de los primerísimos planos a las visiones de conjunto, de la concreción a la abstracción, y, en este aspecto, nos recuerdan el mundo del cine.

Últimamente, se ha adentrado en otros modos de captar la naturaleza, tomando notas en pleno vuelo de ultraligero, desde donde las formas del paisajes se disuelven, la superficie se vuelve casi plana, la visión se torna casi abstracta y su pintura se convierte en aérea… flotante.

También se ha vestido de buzo para caminar por el fondo marino y atrapar desde dentro la luz del mar que se filtra desde la superficie e impacta sobre los peces y las algas que se mueven propulsados por las corrientes marinas. Un mundo líquido, de gran riqueza cromática, donde también todo flota, que se traduce en imágenes casi hipnóticas, abstractas, pero llenas de detalles y pintadas de memoria.

Rafael Joan sufre sus cuadros, batalla incansablemente con ellos, insiste una y mil veces hasta el último trazo… y vuelve a ellos… porque “esa pequeña mancha” aún no es exactamente como él quería… Este es uno de sus secretos… Cuestiona su don y esto lo engrandece… Pero esta tormenta nos pasa inadvertida y nosotros sólo vemos el resultado: la luz que finalmente desprenden sus cuadros, la plenitud y la calma extrema que respiran…

Su pintura es purasinceridad, sin ninguna concesión… sus cuadros no mienten…

Expone con regularidad desde el año 1983 en galerías de prestigio de Mallorca, Valencia… En Barcelona, ha presentado su obra en las galerías Metrònom, Dau al Set y, desde 1993, enla galería Trama y en la Sala Parés. Su última muestra ha sido una antológica que le ha dedicado Es Baluard, el museo de arte contemporáneo de Mallorca. Su obra figura en relevantes exposiciones en todo el mundo. Destacados escritores y poetas en escrito sobre su pintura.

Els  enfocaments dels quadres de R.J. passen ràpidament dels primeríssims plans a les visions de conjunt, de la concreció a l’abstracció, i, en aquest aspecte,ens recorden el món del cinema.

En els darrers temps s’ha endinsat en altres maneres de captar la natura, prenent notes en ple vol d’ultralleuger, des d’on les formes del paisatge es dissolen, la superfície esdevé gairebé plana, la visió es torna quasi abstracta i la seva pintura es converteix en aèria… flotant.

També s’ha vestit de bussejador per caminar pel fons marí i atrapar des de dins la llum del mar que es filtra des de la superfície i impacta sobre els peixos i les algues que es mouen propulsats pels corrents marins. Un món líquid, de gran riquesa cromàtica, on també tot flota, que es tradueix en imatges quasi hipnòtiques, abstractes, però plenes de detalls i pintades de memòria.

Rafael Joan pateix els seus quadres, s’hi baralla incansablement, insisteix una i mil vegades fins al darrer traç… i hi torna… perquè “aquella petita taca” encara no és exactament com ell volia… Aquest és un dels seus secrets… Qüestiona el seu do i això el fa encara més gran… Però aquesta tempesta ens passa inadvertida i nosaltres només en veiem el resultat: la llum que finalment desprenen els seus quadres, la plenitud i la calma extrema que respiren…

La seva pintura és pura sinceritat, sense cap concessió… els seus quadres no menteixen…

Exposa amb regularitat des de l’any1983 a galeries de prestigi de Mallorca, València… A Barcelona, ha presentat la seva obra a les galeries Metrònom, Dau al Seti, des de 1993, a la galeriaTrama i a Sala Parés. La seva darrera mostra ha estat una antològica que li ha dedicat Es Baluard, el museu d’art contemporani de Mallorca. La seva obra figura en rellevants exposicions arreu del món. Destacats escriptors i poetes en escrit sobre la seva pintura.

Peixos Joves, óleo sobre tela, 90 × 90 cm
Mont i Munt, óleo sobre tela, 90 × 90 cm
Cardsi algues, óleo sobre tela, 90 × 90 cm
Favera, óleo sobre tela, 60 × 60 cm
Poc fons, óleo sobre tela, 60 × 60 cm
Morralla, óleo sobre tela, 60 × 60 cm
Núria Guinovart Juan Luque
Lista de artistas