Menú

Miháy Bodó

Budapest, 1957
Chica columna, óleo sobre tela, 73 × 73 cm

Acerca del artista

Casi siempre sus obras están habitadas por personajes captados en situaciones muy diversas: acercándose al conocimiento en imponentes bibliotecas, relajados en piscinas interiores, iluminados por la pantalla de su ordenador, ensimismados con su instrumento musical… avanzando en bicicleta… o amando.

Bodó utiliza escenas de la vida cotidiana y las enfatiza a través de la pintura para que sugieran algo que está por encima de la anécdota. En este sentido, su pintura tiene un cierto carácter metafísico. La contemporaneidad de su mirada no está reñida con una gran admiración por la pintura del Renacimiento y la clásica, que conoce en profundidad.

Su formación en ingeniería y en filosofía influye en la estructura racional de sus pinturas. Pero, por encima de todo ello, está su talento y la originalidad de su lenguaje.

Construye cada cuadro con una base muy minuciosa de dibujo, sobre la que luego aplica, con una pincelada muy precisa, una gama de colores que escoge cuidadosamente para crear una atmósfera de luz muy expresiva que atrae al espectador desde la primera mirada.

Expone periódicamente en la Sala Parés desde 1999, y también lo ha hecho en otras galerías españolas, francesas y húngaras. Estudió en la Facultad de Bellas Artes de Barcelona y vive en esta ciudad desde hace más de veinte años.

Biblioteca, óleo sobre tela, 70 × 70 cm
Ventanal chico, óleo sobre tela, 73 × 116 cm
Astronautas, óleo sobre tela, 60 × 60 cm
Penélope, óleo sobre tela, 73 × 116 cm
Taller de noche, óleo sobre tela, 70 × 70 cm
Jordi Alumà Simó Busom
Lista de artistas