Menú

Álvaro Toledo

Madrid, 1965
Luz de la ventana, marzo, espacio al fondo, óleo sobre madera y lienzo, 75 × 120 cm

Acerca del artista

Su pintura es realista, pero en una línea que no es la tradicional. Como dice Francisco Calvo Serraller, «la obra de Álvaro Toledo tiene una deuda con lo que hoy se denomina “realismo óptico” de la pintura holandesa de la segunda mitad del siglo XVII y en especial, dada su fascinación por la luz, con Vermeer». Pero, en cambio, la forma en que Álvaro Toledo compone los espacios y busca las perspectivas sería impensable sin las aportaciones del arte y la arquitectura de vanguardia del siglo XX, o la fotografía contemporánea.

Lo que hace este pintor es mirar y representar la luz que se proyecta sobre los objetos poniendo de relieve algunas de sus cualidades más sorprendentes… una luz que evoluciona en cada momento del día y que, con multitud de reflejos, da vida al espacio. La utilización del claroscuro –tanto en la pintura al óleo como en las obras pintadas al carboncillo– permite al artista perfilar aún más los motivos principales de la escena y al mismo tiempo reforzar sus efectos dramáticos. Como dice el mismo Calvo Serraller, los objetos –que el artista ha dispuesto escenográficamente– «actúan como “positivador” de la luz». Para conseguirlo, Álvaro Toledo cuenta con su gran dominio del color, que acerca la representación a la realidad y a la vez enfatiza algunos elementos para marcar el recorrido visual que sugiere para cada cuadro.

La presencia de la arquitectura en su obra es esencial, ya sea como marco de sus composiciones o como recurso que le permite mirar las escenas que pinta desde alturas e inclinaciones forzadas para ofrecer una visión insólita. La arquitectura, sin embargo, logra el pleno protagonismo en su brillante obra de paisaje urbano –al carbón o al óleo–, un género en el que Álvaro Toledo proyecta los mismos principios pictóricos que vemos en sus naturalezas muertas y composiciones. En este caso, el artista nos sorprende con espectaculares visiones aéreas de grandes ciudades, fragmentos de edificios emblemáticos de la arquitectura contemporánea, y también miradas sobre ciudades inglesas o americanas, Barcelona o Madrid, tomadas desde balcones o ventanas.

Álvaro Toledo tiene una trayectoria de exposiciones de más de veinticinco años durante los cuales ha presentado su obra en numerosas galerías de prestigio españolas y extranjeras, así como en diferentes instituciones y museos. Ha recibido numerosos galardones, y destacados escritores y críticos han hablado y escrito sobre su pintura.

Sombra de Reja II, carbón sobre papel/madera, 60 × 60 cm
Sombra de Reja I, carbón sobre papel/madera, 60 × 60 cm
Ramas, óleo sobre madera, 60 × 60 cm
Brigitte Szenczi Lluis Ventós
Lista de artistas