Menú

Àlex Prunés

Barcelona, 1974
El marques, óleo sobre tela, 81 × 100 cm

Acerca del artista

Pinta a menudo del natural, pero para él eso no significa copiar la realidad. Si miramos con detenimiento sus cuadros, descubriremos que hay algunos detalles que insinúan un mundo mágico: objetos suspendidos en el aire, edificios parisinos situados en medio del campo o cerca del mar… Son escenas que están entre la realidad y la fantasía.

En los paisajes de Prunés normalmente no hay figuras, pero en cambio, en ellos, se insinúa una presencia humana que vamos descubriendo poco a poco, ya sea en las ventanas abiertas de algunas fachadas, en el vuelo de un globo suspendido del cielo o en el girar de una festiva atracción de feria… Es por ello que, en la aparente soledad de sus escenas, se respira una agradable compañía.

A través de un conjunto de detalles que se esconden en la realidad aparente, el artista nos hace entrar en su mundo ideal, como si nos invitara a compartir un “viaje” íntimo y personal a través de paisajes que conectan con algunas de sus emociones.

Los colores que utiliza Àlex Prunés se corresponden plenamente con lo que quiere expresar, son armonías cálidas y serenas que parecen venir de otro tiempo. La luz –a menudo de tarde o noche– refuerza la atmósfera emocional de sus cuadros para darnos a entender que estamos soñando…

Alex Prunés expone en la Sala Parés desde el año 2001, y también lo ha hecho en varias capitales españolas y europeas: Madrid, Londres, Bolonia y Estrasburgo, entre otras.

Gran Arbre, óleo sobre tela, 114 × 146 cm
L'andana, óleo sobre madera, 60 × 60 cm
Pascal Plasencia Magí Puig
Lista de artistas